A muerte con la Vida… Blog de Jerónimo Mejías


Especial febrero
febrero 18, 2009, 10:34 pm
Filed under: General

Jerónimo Mejías

 

Hace mucho, mucho tiempo, cuando el mundo aún era plano como un folio sin escribir, un niño pintó con sus acuarelas un mar azul intenso, serpenteado por leves reflejos en un atardecer con tonos violetas. Un barco navega por ese mar con un hombre dentro. El hombre parece cubierto de tierra, o es de tierra en sí. A su lado, se aprecia de pronto una figura femenina, de tierra también. Junto a este barco existe otro de igual armadura. En este segundo, una mujer de fuego y un hombre a su lado, prendido en llamas también. En paralelo, un tercero semejante a los otros, navega con placidez. En la popa, asidos al timón, un hombre y una mujer de agua parecen escrutar un horizonte lejano e incierto. En su costado, un cuarto barco. En la proa un hombre de viento otea el infinito, un poco más a estribor una mujer de viento, sopla las velas. El mar permanece tranquilo. En esto, la madre del niño abre la puerta de su habitación y dice:

–   Cupido, ya es tarde, deja las pinturas para mañana y vete a la cama
El niño, respetuoso hace caso a su madre y se duerme al ser apagada la luz. Los cuatro barcos siguen navegando dejándose llevar por la corriente. De repente, barcos y tripulantes caen, arrastrados a un vacío oscuro. Han llegado al final del folio.

Desde entonces, cuatro hombres de tierra, fuego, agua y viento caen y caen, junto a cuatro mujeres de tierra, agua, fuego y viento también. Caen y caen, juntos y revueltos, formando una masa genética de supervivencia, un circulo magnético de humanidad, un planeta repleto de soledad. Y siguen cayendo, buscando dentro de su círculo cada cual a su pareja, aunque ya, ni ellos mismos apenas recuerdan de que material estaban dibujados.

 

bed-and-breakfast1

Decía…

manos con manías

crepúsculos sin escrúpulos

cama con dama

azahar de los azares

diamante del amante

sin vado ni reservado

la cara B del cadáver


Cristo de cristal

sapo guapo

jerga del jergón

fiebre de febrero

hombro de hembra

hombre con hambre


aprecio sin precio

despecho de despachos

menda sin enmienda

infiel hasta con Fidel

ni divo ni divino

no divido lo vivido

en pie de letra,

de letras con piel


urgente como la gente

caradura con calentura

a duras pena, sin cerradura

salida de la saliva

ósculo póstumo y esputo

el verso perverso

el expreso de los presos


pues eso… poesía

Anuncios