A muerte con la Vida… Blog de Jerónimo Mejías


HOY SERÍA UN BUEN DÍA PARA MORIR EN MI CAMA Y RESUCITAR EN LA TUYA
noviembre 19, 2016, 1:02 am
Filed under: General

Me levanto con ganas de hacer mi buena labor del dia, y bueno, me pongo con algo sencillito: Salvar ballenas… Chaaaacho, ¡no veas tú!…. Imposible salvar alguna ballena, ¡ Son todas ateas confesas!… No decaigo, porque no soy mal tío, y voy a salvar aunque sea a una abeja…pero cuando estoy haciéndole el boca a boca me picó la hijaeputa… … … y agola teño toa a engua hhincchá!!!!!….un conzego, nunnga congunda a vfoca con e cuo duna beja… Ohú qué diíci ez azed ed vfien!!!

…………………………………………………………………………………..

Voy como flotando, con flotadores rellenos de crema; tomado por la cintura por lorzas de satisfacción, abrazos elásticos de gominola siempre dando de si, generosos de dulzura, que no se separan de mi, ni a sol ni a sombra de helados Oreo. Mi vientre, henchido de ternura, se infla al verte, para llegar a tu encuentro antes que yo. La curva de la felicidad es ahora rotonda de cariño. Éstos pectorales de queso fundido, con pezoncitos de bacon jugoso, esperando ser untados por tus delicias de nata montada… Y quieres que me ponga a dieta?!!!… cómo hacerlo, si como todos sabemos, el amor engorda!

………………………………………………………………………………………………

En el hastío del estío
nada como fondear en tu mirada
echar el ancla en un beso
atando cabos a tu boca
el bote de mis labios
con su tripulación de palabras
bucaneras
y un silencio polizón
arribando a buen puerto.

Tus caricias estibadoras
descargan mis versos ahogados
en océanos de papel mojado
mientras las pardelas se desahogan
picoteando los puntos suspensivos
del horizonte…

Hoy no hay piratas al abordaje
los fogonazos son fuegos artificiales
somos, tú y yo, dos buques atracados
en la bahía de una cama chicha
divisando el futuro
en lotananza

……………………………………………………………………………………

REFLEXIONES POSTVACACIONALES…

– En España de los franquistas nos salieron franquistes… Y claro, tras 80 años sin tratar, al final te sale un Franquistein de gobierno…que es algo embarazoso, sobre todo si se pone de Pacto…¡¿qué engendro puede salir de tales franquicias?!..
-Me parece bien que en nuestra vida pasen más de un tren lleno de posibilidades… pero, ñooo …¡¿Te tienen que pasar precisamente por encima?!
-…que tu hijo, aparte de salirte un poco hipster de puta …que le costeas clases particulares, academias extranjeras, una carrera, un master…y cuando sale a la calle, en vez de buscar trabajo, setas, o una novia, te diga que se va a buscar pokemos… Y aún así, no echarlo de casa. Eso debe ser lo que llaman amor de madre, no?… Eso, o es el fruto de aquel Tamagochi de tu juventud!!!
-Si eres pobre… Perdón, clase media baja…y haces cosas raras te llaman LOCO y te mandan a Salud Mental y de ahí al LOQUERO… Si eres rico, perdón, clase media alta, y haces cosas raras, dicen que eres COOL y creas tendencia haciéndote BLOGUERO… Moraleja: Cuidado, hay clases y clase de Adiccionarios que te descolocan las letras…

…………………………………………………………………………………………………

De la gente con buena voluntad que aporta su granito de arena, están llenos los desiertos…

………………………………………………………………………………………………….

 

Murmullos ascendentes de viajantes y camioneros resuenan como motores al ralentí en el comedor del bar de carreteras en la hora de las comidas. En una esquina, ajeno al barullo, una isla de un solo hombre, come, ensimismado en el sobrepeso de su realidad. Un hombre como una isla obesa, a los ojos fantásticos de un escritor en la otra esquina del comedor, el cual permanece imantado a esa visión, parapetado tras un libro.

– ” Érase un hombre incrustado dentro de una mole de carne desbordada”- piensa el escritor, y automáticamente cierra el libro para tomar de una cartera colgada en la trasera de su silla un cuaderno y un bolígrafo. Abre su cuaderno, como un antídoto contra el ruido de la soledad. “Hoy estoy a salvo de la soledad, esa indiferente y cruel camarera del olvido, hoy le toca cebarse con la esquina contraria, sin dar abasto para atender esa hambre de naufragio”… empieza a escribir.

Según los vasos se iban vaciando de tinto de verano y licores, fueron aumentando los decibelios en el local, pero las ondas acústicas parecían rebotar contra aquel muro de lípidos retenidos. Aquel rincón parecía una burbuja inmune al estrépito, completa de kilos insonorizados, donde aquel ser se alimentaba de silencio y distancia.El escritor se dejó guiar confiado por su escritura, saltando entre los jocosos comentarios de los clientes, driblando con giros semánticos las correrías de los camareros, planeando por su folio sobre el jolgorio de las vajillas en el ajetreo. A medida que escribía, iba estrechando sus líneas el contacto con el interior figurado de aquel ente reservado, de aquella alma apretada entre arrobas y pliegues de hidratos de abandono. Dispuesto a humanizar aquellas lorzas de grasa, dispuso su empatía cual clínica de cirugía plástica, esterilizando el bisturí de la punta de su boli, extrayendo en cada frase gramos, kilos, de compasión sebosa.

Acaso sugestionado por su sensibilidad, al levantar su cabeza del papel y mirar hacía el aislado protagonista de su buena voluntad, quedó sorprendido de cómo parecía haberse diluido gran parte del ingente peso abatido sobre aquella persona. Parecía más liviano, apenas rechoncho, un poco achaparrado… Maravillado por lo efectos de sus dotes literarias y quirúrgicas, continuó con su liposucción gramatical. Abducido en su quehacer fue extendiendo su caligrafía exfoliante para volver a revisar su trabajo al terminar la página. Sí… sí, al otro lado del pasillo psiquico abierto por el comedor entre su paciente ficcionario y él, docto en ternura y comprensión, sobresalía la figura recuperada de un hombre bien definido, de complexión proporcionada, el cual, de repente, acababa de girar su cabeza, devolviéndole directamente la vista…

El sorprendido escritor trató de recoger sus instrumentos amanuenses, con intención de dar por terminada su obra.Sin embargo, una inusitada pesadez en sus brazos y manos lo mantuvo apegado al mantel. Para su escándalo, el espacio entre su cuerpo y la mesa había desaparecido, siendo ocupado ahora por una abrupta masa amorfa que lo acorralaba también a la silla. Sus dedos charcuteros dejaron caer el bolígrafo y fueron a palparse el rostro. Con horror comprobó cómo sus facciones eran sitiadas por capas gruesas de materia fofa. Parecía como si estuviera siendo multiplicado por si mismo con números irracionales.

Aun no había conseguido zafarse de su pasmo cuando escuchó una voz. Despegó como pudo su papada del cuello hacía arriba, para ver ante si al sujeto recién engendrado por su verbo. Portaba una ofensiva altivez y. con asquerosa amabilidad, le decía:
– Perdona… he visto que ambos hemos comido solos, y, bueno, si le apetece podríamos al menos compartir el café… ¿Le importa si me siento en su mesa?

……………………………………………………………………………………….

Me gustas cuando te amas. Seré un poco vouyerista, que lo soy, y mucho, pero me pone cuando te invitas a pasear, cuando te regalas una entrada al teatro y vas tan contenta; cuando te das un premio por lo bien que lo has hecho, y cuando te castigas sin salir hasta que no termines lo que empezaste. Me gustas cuando te echas de menos, cuando te masturbas, te dedicas poemas y te pones las pelis que te gustan. Me gustas porque si tú te amas, eso me inspira confianza, porque si tú te amas no debes ser mala persona, porque me da seguridad saber que no debo tapar los agujeros que sólo tú puedes tapar, que no me pedirás que sea lo que tú no eres… y no tendré que recordar aniversarios que ya tu recuerdas, y me invitas a tu celebración….o no… pero sobre todo, me gustas, porque no te pones celosa, cuando yo me amo también… y qué bonito entonces, cuando nos compartimos y nos decimos lo que nos amamos…

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: