A muerte con la Vida… Blog de Jerónimo Mejías


HAY LUZ AL FINAL DEL LUNES…
agosto 13, 2017, 2:00 pm
Filed under: General

 

…………………………………………………………………………………………………………………….

Un día de estos me vuelvo loco y llego todos los días a mi trabajo diez minutos antes, para que los demás marchen a su hora tras el intercambio de información… pero que muy loco, y espero que llegue mi turno en la cola del super, incluso, en un ataque de histeria, dejo que pase a una mujer delante mía porque sólo lleva un kilo de azúcar y dos yogures… Me vuelvo loco de remate, y pago a mi casero del 1 al 5 de cada mes, siempre, sin falta, y pago en un delirium tremens el impuesto de circulación dentro del plazo voluntario para ello y el seguro del coche… Y si nadie me para, puede ser que hasta un día deje espacio para aparcar otro coche en un espacio posible para dos coches…Vamos, cómo para que me encierren!!…

…………………………………………………………………………………………………………………………….

HISTORIAS BARROCAS

Jesús Barroso fue el Cristo de las espermatozoides, aquel que dio su vida para salvar a los demás…¡espermatozoides cabrones!… Como buen Cristo, al nacer le salió Cruz y fue a caer en un barrizal. Sin embargo, tuvo la suerte de ser acogido por unas buenas manos de artesana alfarera que lo fue moldeando con suavidad y oficio… aunque no llegó a pasar la prueba final del horno, porque su artesana se hizo polvo de repente. Así, quedó sin cocer, hecho apenas un mazacote de arcilla, dando vueltas en un torno eléctrico. El maestro del taller donde estaba siendo moldeado resultó ser como dios…ausente. simplemente no existía. Por un tiempo, sólo fue un trozo más de barro, a expensas de cualquiera que quisiera meterle mano.

¡A quién no le gusta jugar con el barro!… No faltaron manos que intentaron esculpirlo a su imagen y semejanza. Unos fueron quitando y poniendo volúmenes; otros probaron a mezclarlo con otras tierras… Durante un tiempo fue desde un pisapapeles, regalo en el Día de la madre de una escuela infantil, hasta formar parte de un móvil realizado en un taller de verano, separado en tiras y pintarrajeado con colorines, sin pasar por el horno ni nada, secado al sol y ya…

Cansado de tanto folclore infantil, un día decidió practicar a hacerse él mismo. Algo había aprendido después de tanto manoseo. Incluso, podría decirse que resultó ser todo un manitas. Hizo de él todo una figura, un muñeco modelo de persona no muy bien definida, pero original, con estilo. 100% Handmade, una verdadera pieza de coleccionista…

Eso fue un fallo. Ya no se compraban piezas originales, pues era más barato las obras hechas con molde, y los pocos coleccionistas que quedaban no invertían si no tenía un “nombre”. Sin duda, se vende mejor un nombre que un hombre. Y Jesús Barroso no era reconocido ni por su padre ni por el Espíritu Santo… Otra alternativa era salir por la tele, convertirse en un bonito florero. Pero eso no le interesó, hubiera preferido ser una maceta…Lo comprendió tarde y mal. Quedó destrozado, hecho añicos, casi polvo…

Menos mal, la vida no deja de ser un puro y puto reciclaje. Y Jesús Barroso, se rehizo, una y otra vez… Con el tiempo y de tanto respirar para dentro se fue inflando, le salió barriguita, y hoy en día esta hecho todo un botijo. Su vacío lo rellenó de agua. En realidad, el 70% de él, es agua… pero, oye, que bien cuando se vierte y divierte, fluyendo el chorrito por su pitorrillo…esa agua…fresquita, fresquita…

………………………………………………………………………………………………………………….

Supe que hoy me iba a perder la final de la champions cuando ví a ese unicornio, bajando al galope por mi calle como un rayo voltaico de rabia, con sus ojos cegados de venganza y bufando humeante por su hocico desbocado, cuando me embistió con el tornillo de su cuerno, atravesándome el bazo de una sola cornada…

……………………………………………………………………………………………….

Oye… eh!, que yo también me conocí un día, hace ya mucho… Pero desde entonces, he cambiado mucho…

 

…………………………………………………………………………………………………………………….

Que me despisto en cuanto pasa una mosca… pues sí… qué quieres que te diga!… Desde aquel día que besé a un hada y se convirtió en mosca, tengo la esperanza de encontrármela de nuevo…

 

…………………………………………………………………………………………………………………………..

– A veces, siento un vacío, como un agujero en la boca del estómago, por donde algo me habla…

– ¿Y qué te dice?

– Me dice que con un donut no se arregla todo…¿Vd. qué piensa doctor…es grave?

– Bueno… Todo no lo arregla, pero ayuda…

– Bieeen…eso es justo lo que necesito… Algo de ayuda

– Y aparte de eso, ¿sientes algo más?

– Buueno… El otro día soñé que la vida me hablaba en sueño…

– Eso es interesante…¿Y qué te decía?

– Pues, doctor, no sé… Hablaba en otro idioma

– Vaaale… ¿Y qué hiciste entonces, en el sueño me refiero?

– Pues nada doctor… Seguirle el rollo!

-… Donut… Rollo… Biiien… Creo que vamos por buen camino

– ¿Vd. cree doctor?… No sé… Yo me siento como en un círculo vicioso…

………………………………………………………..

Agustina era disléxica, muy disléxica… Una noche fue a tirarse al río y terminó tirándose a un tío… Su dislexia la salvó…

…………………………………………………………………………………………………………….

Ayer la realidad se levantó cruda, como sin hacer… Sin tiempo que perder, se vistió con lo que tenía a mano, lo primero que pilló, con tan mala suerte que resultó ser un tipo roncando todavía a las nueve de la mañana y que, mira por donde, era yo… A la realidad le gusta vestirse de hombre porque así puede mear de pie y tocarse los huevos, pero los tíos como yo no les sienta bien, siempre le queda algo corto de un lado y ancho de muchos lados. Pero tenía prisa, tenía una misión importante y no iba a dejar que pequeños detalles como yo se lo impidieran. Ya le hubiera gustado salir al mundo mostrándose desnuda, cómo era ella, pura y dura… y no con algo como yo, impuro y flácido… Pero bueno, lo primero era lo primero, y se fue con lo puesto hacía su trabajo, su meta: Superar la ficción!!…

Desperté bien pasado el mediodía… Fui a rascarme algo, pero allí no había nada. De mi sólo quedaban los sueños… ¡Otra vez la puta realidad se despertó antes, dejándome tirado en la cama sin nada!… Otro día que la realidad me supera y no me toca más opción que ser ficción… Otro día siendo sólo esto, un mero post en facebook…

…………………………………………………………………………………………………………………………………………

Cuando íbamos a despedirnos, me dijo: -¡Quédate tú con el amor, a tí te va a hacer más falta!… -“¿Éstas segura?”- repliqué…- Segura!…seguro que lo cuidas bien, te conozco, siempre cuidas mejor las cosas cuando no son tuyas… y esto, recuerda, es un préstamo-…-Por supuesto que lo cuidaré!, confía en mi- contesté… Le dí un beso como recibo de su depósito de amor. Y sin más, se marchó…

El tiempo pasó como pasan las muchachitas por el barrio, sin mirar, pasando de todo, sin darle valor a lo que ya tienen. Por aquel entonces, también tenía yo mucho de amor propio. Me creía un magnate del amor, y me dediqué a invitar a diestro y a siniestros. Entregaba mi amor a raudales y caudales, con una tarjeta que no daba crédito de mis gastos, ni de mis gustos… Y claro, ocurrió. Al poco, observé que ya no me quedan cuentos suficientes como para que me salieran las cuentas. Las deudas de amor se amontonaban en mi balance del “debe”, sin ningún contrabeso en la bandeja del “haber”. Estaba en quiebra…
Sí… estaba a punto de liquidación por cierre, cuando decidí tomar algo del amor que tenía guardado de ella. ¡¿Para qué sirve el amor si no es para gastarlo?!… Ya lo repondría…

¡Wowwwww!, ¡Ñoooooo!…vaya amor!, amor del bueno, amor de Jabugo… Si antes todo amor me sabía a perritos calientes y chicle, ese nuevo me supo a la última comida en el corredor de la muerte…Delicattesen…Acaso sería por el tiempo que llevaba mi alma en ayunas, pero el caso es que aquel amor me supo a paletilla de cordero. Eran vitaminas y proteínas con ingredientes exquisitos, todos, desde los afectos ibéricos, pasando por la ternura a la brasa, hasta el cariño en rama…Todo buenísimo, cómo para no parar de chuparme… y nutritivo, bastaba un mordisquito para no pasar hambre en semanas… meses… años…Y así el tiempo siguió pasando, a su ritmo, puntual, cada día a la misma hora…

Hasta que me llegó la mía. Sí, mi hora estaba a punto de concluirse, y mi último pensamiento fue para aquella que nunca volvió a recoger lo suyo… mi último sentimiento fue de gratitud, pero mezclado con un poco de pena y rabia. Me hubiera gustado volverla a ver, contarle como con su amor pude recuperarme y multiplicarlo. Sí, lo multipliqué cuando él mismo me enseñó, no era cuestión de tratar de que toooodos te quisieran, no…sino, intentar conseguir, por uno mismo, querer lo más posible, a cualquier cosa, animal, incluso personas, sin compra ni venta, sólo por el placer de sentir amor, sentir belleza, la belleza más pura, la del conocimiento…

Y los minutos se consumían y mi esperanza de devolverle lo suyo se perdía… No puedo jurarlo, pero cuando la muerte vino a darme mi último beso… entonces, la ví, o sólo la sentí??… Sí, aquel beso…fue aquel beso, tenía que ser ella, no la muerte… ¡la muerte no tiene labios para besar!… eran sus labios, aquellos labios que todavía sabían a despedida húmeda, como aquel día… Era ella, por fin, la Vida, que venía a recoger su préstamo, entregándome el recibo que le firmé en los labios…

– ¡Sí, aquí tienes, es tuyo, siempre fue tuyo!…¡gracias!… por todo..

 

…………………………………………………………………………………………………………………………………..

Como buen padre
soy todo un ejem…ejem…
para los niños

……………………………………………………………………………………………………………..

Cuando su mujer le abandonó, tampoco le importó tanto… Él ya se había abandonado mucho antes…

…………………………………………………………………………………………………………………………

La primera vez que la vi, era una melodía esperando en una parada de blues. Aprendí a afinar mis besos con sus labios y después tocamos todo el repertorio…Fines de semana en su salsa, la rumba de los cojines sobre el suelo, el tablao flamenco de nuestro colchón, el folklore de macetas haciendo los coros en el escenario del balcón… Bebíamos música sin destilar mientras el mundo afuera hacía pop y en la radio se escuchaban las cuarentetonas principales.

Pero sonó el tango de los años… el Cd cromado de la Luna llena se fue derritiendo como un cubito de hielo en el vaso vacío de nuestro pentagrama. Los días fueron un estribillo pegadizo, pero las noches tarareaban un bolero de barcos hundidos en océanos de nylon… Y seguimos nuestra carreras en solitario. Ella optó por el soul, y yo, como suelo olvidarme la letra, improviso con jazz…siempre termino mis actuaciones con un solo de piano… ma non troppo…

julio 2015

………………………………………………………………………………………………………………………………………

Hoy me ha llegado a casa una felicidad, una de esas con sonrisa bobalicona, y la he mandado a tomar por culo… porque sí, porque era una felicidad gilipollas… Vamos a ver, ¿ a qué coño viene una felicidad cuando tengo todo lo que quiero y no la necesito?… A la miiiiierda!!!… Hay que ser una felicidad muy tonta, o muy cobarde, para presentarse justo donde menos la necesitan!!… Tengo tabaco, tengo cerveza, mi casa limpia, trabajo, todas las asignaturas aprobadas, no me duele nada, una mujer que me folla como si yo le importara, por tener tengo hasta helados en la nevera y un par de pelis buenas para ver en cucharilla, después de emborracharme con un concierto en el Charco de San ginés…para qué coño quiero ahora tu puñetera visita Felicidad de pacotilla????… Vete a Siria, o a Sudán, o a un Hospital, a ver si tienes cojones??!!!!…

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: