A muerte con la Vida… Blog de Jerónimo Mejías


agosto 24, 2017, 3:54 pm
Filed under: General

Erase una vez un cuento que no sabía contarse… En realidad era que no le gustaba hablar de si mismo. Tampoco le gustaba estar encerrado en un libro, así que a la primera oportunidad que tuvo, se escapó. Se fugó escondiéndose en la cabeza de una persona, pero como le gustaba viajar fue pasando de cabeza en cabeza, haciendo lo que mejor sabía hacer: Ser él mismo,..

Mientras los cuentistas contaban a plena voz, cuentos prefabricados, él contaba con las manos, con los dedos, las historias que no todavía pero podrían ser, desbrozando el follaje neuronal que impedía ver el bosque en los cerebros que visitaba, desenredado axones, abonando mielina, conectando sipnasis sueltas … Según la predisposición del anfitrión donde se albergaba, de su particular ecosistema mental, trabajaba nuestro cuento anudando asociaciones, plantado sinestesias, limpiando estereotipos… hasta ofrecer a su casero la oportunidad de contemplar su propia historia… Así, a los que tendían al color, les hacía ver que una planta no sólo tenía las hojas verdes, sino que había en una sola hoja cuatro tonalidades diferentes de verdes y ocres y amarillos… es más, les mostraba como las plantas se comunicaban por el color de sus hojas y podías entenderlas si atendía a ese alfabeto cromático. A los que preferían lo urbano les presentaba las posibilidades de una farola que iban desde ser una escultura de luz hasta la posibilidad de usarlas como peones para echar una partida de ajedrez con las estrellas… A los aprendices de astrónomos les ayudaba a descodificar el espectrograma de los planetas lejanos y así saber no sólo a la distancia que los separaba, sino que podían saber de qué estaban compuestos… Él, nuestro cuento, los hacía ver mirando hacía dentro. Los animaba a no repetir lo ya dicho, a saber que las hojas escritas de los libros sólo eran un jersey tricotado de palabras para abrigar una escena, una acción, un movimiento que debía generar más movimiento…

Con el tiempo, los demás cuentos se dieron cuenta que algo pasaba, pues las personas dejaron de comprar libros de cuentos para hacerse ellos mismos los propios. Supieron atar cabos sueltos y tirando de hilos argumentativos y la ayuda de algunas palabras chivatas, localizaron al fugitivo, y lo apresaron… Fue condenado al olvido hasta que llegara su FIN, sin perdiz como última comida ni nada…

Las personas, al no quedar nada impreso de este cuento, nunca supieron que durante un tiempo estuvo de visita entre algunas de sus cabezas… Aunque un día, dicen, unos forenses, al hacer una autopsia a uno que murió de éxtasis, no artificial sino natural,como dijeron algunos, porque no pudo aguantar tanta y tanta belleza… Obvio, los médicos no prestaron atención a tamaña patraña, pero quedaron mudos, paralizados, al abrir un cerebro y comprobar que su entramado encefálico era, ni más ni menos, que un cuidado, ornamentado, colorido y frondoso jardín.

………………………………………………………………………………………………………………………………….

…y acostarme…sin preocuparme qué tendremos hoy

para soñar…

……………………………………………………………………………………………………………………………………..

Me siento tranquilo en mi terraza, me echo un cigarrito mientras espero que se seque el piso, y La Tarde se personifica sentándose a mi lado. Sin palabras como un gilipollas, sólo se me ocurre decirle: – Te queda bien ese vestido…
– Gracias… a ti también te queda bien tu mundo interior. Lástima que en un territorio tan vasto, con tantos continentes aun por descubrir, cartoongrafía tan planificada, playas hechas poniendo granito a granito de arena… y que en él sólo quepas tú.
-… ¿Un cigarrito?

Sin contestarme siquiera, de un salto vuelve a tenderse en su horizonte. Y lo malo es que mi soledad, promiscua ella y con un carácter fácilmente influenciable ante figuras carismáticas, se fue tras la tarde en una nube de monóxido de carbono.

Nunca me había sentido tan desnudo. Me meto para dentro, creo que el piso ya se habrá secado…

……………………………………………………………………………………………………………………………..

– MAÑANA TENDREMOS SEXO!
– Oral o por escrito?…

…………………………………………………………………………………………………………………………………

 

YO TAMBIÉN CREO EN MI…pero no soy practicante

……………………………………………………………………………………………………………………

Mi subconsciente me traicionó… Puto chivato… Ahora es testigo protegido y no tengo acceso a él… He contratado a un profesional para que lo encuentre y saque de su escondite…por todos los medios debo impedir que testifique en el Juicio Final…

…………………………………………………………………………………………………………………………..

Es difícil seducir a una mujer con pareja…en especial si se trata de una relación estable… y sobre todo, si tú eres la pareja…

…………………………………………………………………………………………………………………….

 

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: