A muerte con la Vida… Blog de Jerónimo Mejías


sept 2018
agosto 20, 2018, 2:19 pm
Filed under: General

 

 

………………………………………………………………………………………………………………………..

Hay que ver la especie de insectos voladores, en concreto los mosquitos, el especimen que se han perdido conmigo. Yo hubiera sido un mosquito de la hostia… Como buen mosquito, ya nací en picado, directo a las piernas de mi madre y de ahí al picadero. Al poco ya sabía picar, sobre todo a mi hermana pequeña. Me tiré picándola toda la infancia y eso que ya yo sabía que no era un mosquito, lo supe cuando intenté volar desde mi cuna y me dí de bruces con la realidad, no podía volar, no podía ser un mosquito entonces…pero yo seguía picando a mi hermana, sólo por maldad.

Luego me hice mayor. Con tres años de edad ya no podía seguir negando las evidencias, no podía escapar de los límites que me imponía mi naturaleza humana, y si quería seguir picando, el karma me castigaría convirtiéndome en un picapleito. No, por favor, eso no… Dejé de picar a mis hermanas y me dediqué entonces a pecar. ¿Qué por qué pecar?… Bueeeeno, si los curas decían que eso era malo pues, habría que hacerlo, porque ¡¿cómo puede uno fiarse de alguién cubierto con una sotana negra de los pies al cuello!?… Pero…eso es otra historia.

El caso es que, por una cosa y por otra, nunca pude demostrar al mundo mi capacidad picadora (probé por un tiempo a ser un picaflor, pero nada, en vez de ir en flor en flor, me quedaba a hablar con ellas…no servía). Sin embargo, todavía conservo la esperanza de llegar a ser un viejo picante… sí, les picaré a las enfermeras del jeriátrico en las nalgas, picaré entre horas, picaré, sobre todo, a la curiosidad… hasta que una mano gigante me aplaste de un sólo golpe o la muerte me envie de un soplido al cielo. Allí espero que me den de una puta vez mis alas, joder, y poder volar…para ser el mosquito que me merezco.

 

 

Estoy en ese punto donde lo que más miedo me da de la vejez es que no me dejen salir al patio a jugar con mis compañeros…

Anuncios


agosto 2018
agosto 13, 2018, 7:08 pm
Filed under: General

A los dos años de vivir juntos él le pidió matrimonio. Ella contestó que se lo tenía que pensar mejor… Treinta y cinco años después ella cayó enferma, muy grave, terminal, y a pocos días de no poder ni hablar le dijo a su compañero de siempre: ” Sí…me quiero casar contigo”… “Y ahora me lo dices?!!- contestó él visiblemente emocionado- ¿Por qué no antes?”- le preguntó… Ella respondió: -“Porque no estaba segura de amarte hasta que la muerte nos separe… Ahora sí lo estoy”-

Prepararon hasta el papeleo, pero ella no llegó hasta el día de la boda. Sin embargo, él insistió en celebrar la boda… Desde la Iglesia católica y apostólica se negaron a celebrar las nupcias con una muerta. Tampoco ningún juez quiso arriesgarse a hacer algo sin estar regulado previamente por alguna ley, por mucho que ella hubiera dejado como última voluntad su consentimiento y su deseo de casarse con el hombre de su vida… Al final, fue un amigo suyo, capitán de un barco mercante, para el que una amistad quedaba por encima de cualquier ley o sacramento, quien aceptó oficiar tal boda, en aguas internacionales, para evitar los límites humanos de las jurisdicciones…

A la boda asistieron toda la familia de él, de ella, sus hijos y una cantidad significativa de amigos, compañeros de trabajo… Tras la boda, se ofició también el entierro … Sí, de forma clandestina y fraudulenta pues oficialmente el cuerpo presente de ella fue incinerado dentro de su ataúd dos días antes… pero, es bueno tener amigos de cualquier profesión, incluso operarios en una funeraria… Así pudieron, familiares y amigos, despedirse de ella dos veces, mientras se sumergía hacía el fondo del océano, como un regalo envuelto por un manto de flores cortadas a mano, una a una, de los jardines y paisajes donde a ella tanto le gustó pasear, y un lazo rojo, con un hilo decorado como el de una cometa, con un cartel al final donde se podía leer:”JUST MARRIED”…

 

…………………………………………………………………………………………………

Hoy me pasó algo que nunca me había pasado. Iba por un parque cerca del centro de Arrecife cuando me fijé en un hombre sentado en un banco a pleno sol, hablando solo y mirando a su sombra. Esto, por si, no tiene nada de extraordinario, pero lo curioso es que cuando el hombre dejó de hablar, de mover las manos, entonces, empezó su sombra a gesticular, como si le estuviera respondiendo. Eso sí atrajo mi atención.

Me senté en un banco, un poco alejado para seguir observando. Claramente, mientras la sombra movía los brazos y las manos, a modo de sermón, el hombre escuchaba atentamente con sus manos apoyadas en las rodillas. Luego, pareció asentir con la cabeza y se marchó. Ahí quedé flipado. El hombre se había levantado e ido, pero la sombra quedaba allí, desparramada y oscura en el suelo.

Todavía no había decidido si levantarme e ir a comprobar aquella cosa o seguir mi camino y olvidarme, cuando llegó otro hombre al banco a cuyos pies se encontraba la sombra amorfa y negra. Nada más sentarse aquel hombre, la mancha se rehizo y tomó la silueta del susodicho. Igual escena…primero habló el hombre con gran alarde de movimientos para luego dejar sus manos sobre las rodillas y comenzar la sombra con un repertorio mímico propio de alguien que te esta llamando la atención por algo que has hecho mal o simplemente te está insultando…

Cuando el segundo hombre marchó, no lo dudé. Fuí a tomar asiento en ese banco, frente a la sombra. No sabía qué decir, así que esperé un buen rato callado, esperando ver algún movimiento, pero no ví nada, sólo, después de un rato escuché una voz áspera, hueca:
– ¡Ave maría putísima!…
– Ehm, hola… perdona, no sé cómo funciona esto. Es mi primera vez…
– Colega, esto es un puto confesionario, pero sin más cura que yo mismo, que te curo de esta puta vida… Todos tus pecados serán bienvenidos. Me los cuentas y yo, como deberes para casa, te mando a cometer otros nuevos… Es decir, tio, te cambio tus pecados por otros… ¿Aceptas?
– Ya..bien… pero, ¿esto tiene algo que ver con la Iglesía?
– Qué coño de iglesia!!!… eso es para los fieles gilipollas y pedófilos. Aquí es para infieles, adulteros, proxenetas, cabrones de todo tipo…menos pedófilos, que cómo he dicho, esa franquicia la pillaron los socerdotes…¡Vamos a ver ¿tienes pecados que valgan mi tiempo o ya estas aligerando colega?!
– Algo hay por ahí…

Y empecé con mi confesión o confusión, no sabría decir… Pero eso, y lo que me respondió no lo puedo contar, es secreto de confusión, además… ¿qué creéis que soy un puto chivato?…Anda y que os den!!

 

……………………………………………………………………………………….

Anoche no tenía nada que hacer y me puse a escuchar mi voz interior… Ya al principio, me mosqueé un poco, pues me resultaba conocida esa voz, pero cuando empezó a enumerar los accidentes de circulación sanguínea habidos en los puntos negros de mis arterias este finde, cuando me informó de la media de bajas neuronales en el presente año, de las retenciones de líquidos previstas para comienzos de agosto, etc etc… Lo supe… Pedro Piqueras se había hecho con mi voz interior… Sí, tuve miedo… Eso sólo podía significar que mi cuerpo se está quedando sin buenas noticias… Es hora de ir contando los telediarios…

 

……………………………………………………………………………………

Estaba cepillándome los dientes cuando llegaron un grupo de turistas. Malditos guías!!, mira que les tengo dicho que mi horario abierto al público empieza a partir del mediodía!, pero nada!!… Siempre están con que si este grupo no puede después, que si han pagado un plus por llegar antes que los otros, etc etc…!!! Gilipolleces… pero me jodo. Porque esto es lo que tiene vivir del turismo… La agencia me vende como uno de los poquísimos ejemplares de humano que aún nos resistimos a ser felices… Eso soy yo. O mejor dicho, ese es mi personaje. Porque cuando estoy solo me lo paso pipa… pero doy bien el pego. Y que hayan pillado con la boca llena de la espuma de la pasta dentífrica, la verdad es que ha sido un acierto. Parezco cabreado, y de hecho lo estoy, y eso es bueno para mí papel… Les suelto un: -¡Joooooder, ya que estáis aquí me podéis chupar la polla, no?!-… Eso les encanta…

Mi personaje, por tanto, es de sufridor. Pero no como esos sufridores de pacotilla que van a terapias y eso, nooo, ni como esos pseudosufridores autodenominados poetas, tampoco…ni de coña!… Yo soy de los sufridores ácidos, de la familia de los sulfuros, pero sin llegar a sulfhídrico…me faltaron un par de asignaturas para ello… ¡Mieeeerda, joooooder!…. Y cómo no tengo titulación, pues cuando me preguntan sólo puedo decir que me parece una frivolidad ser feliz en una planeta dónde la mayoría vive como esclavos de la miseria o como esclavos de si mismo… Ya saben, todas las tonterías que sueltan los sufridores ocasionales, pero que no llegan a profesionales, como yo!!… Me he especializado en el Cabreo Vitalicio, para lo cual me viene muy bien mi ascendencia Aries con la Luna en tus muertosacaballo!!

Mientras algunos turistas revuelven mis cosas, me abren el armario y se hacen fotos con mis calzoncillos por encima de sus pantalones o faldas( algo que detesto porque me lo dan de si), otros revisan mi nevera para investigar mi alimentación (para luego determinar que mi extraña aberración se debe a exceso de grasas santificadas e hidratos de cabrón) y alguno, siempre hay alguno, que intenta acercarse más de lo debido a mi… – ¡Pedazo de mierda hedionda, dónde vas, quieres congeniar conmigo mamonazo???… Qué quieres, hacerte amigo mío, pervertido hijo de cura???… ¡Cómo me toques los huevos te inflo de hostias hasta que no quepas en tu personaje de turista empático, femilisto que eres un femilisto!!!!…- Ya con gritarles esto mientras le escupo, los deja satisfechos, se ríen, aplauden y se van…

Después de mi casa, visitan la casa de mi vecino, el cual es más pintoresco y tradicional que yo y se vende como “hombre que nunca ha roto un plato… A mí me parece una gilipollez, pero el hijo puta se forra vendiendo réplicas en miniatura de su impoluta vajilla completa y postales de todos los platos que nunca rompió… Cabronazo!!! Ese sí que se lo tiene bien montado!!!

……………………………………………………………………………………………….