A muerte con la Vida… Blog de Jerónimo Mejías


sept 2018
agosto 20, 2018, 2:19 pm
Filed under: General

 

 

………………………………………………………………………………………………………………………..

Hay que ver la especie de insectos voladores, en concreto los mosquitos, el especimen que se han perdido conmigo. Yo hubiera sido un mosquito de la hostia… Como buen mosquito, ya nací en picado, directo a las piernas de mi madre y de ahí al picadero. Al poco ya sabía picar, sobre todo a mi hermana pequeña. Me tiré picándola toda la infancia y eso que ya yo sabía que no era un mosquito, lo supe cuando intenté volar desde mi cuna y me dí de bruces con la realidad, no podía volar, no podía ser un mosquito entonces…pero yo seguía picando a mi hermana, sólo por maldad.

Luego me hice mayor. Con tres años de edad ya no podía seguir negando las evidencias, no podía escapar de los límites que me imponía mi naturaleza humana, y si quería seguir picando, el karma me castigaría convirtiéndome en un picapleito. No, por favor, eso no… Dejé de picar a mis hermanas y me dediqué entonces a pecar. ¿Qué por qué pecar?… Bueeeeno, si los curas decían que eso era malo pues, habría que hacerlo, porque ¡¿cómo puede uno fiarse de alguién cubierto con una sotana negra de los pies al cuello!?… Pero…eso es otra historia.

El caso es que, por una cosa y por otra, nunca pude demostrar al mundo mi capacidad picadora (probé por un tiempo a ser un picaflor, pero nada, en vez de ir en flor en flor, me quedaba a hablar con ellas…no servía). Sin embargo, todavía conservo la esperanza de llegar a ser un viejo picante… sí, les picaré a las enfermeras del jeriátrico en las nalgas, picaré entre horas, picaré, sobre todo, a la curiosidad… hasta que una mano gigante me aplaste de un sólo golpe o la muerte me envie de un soplido al cielo. Allí espero que me den de una puta vez mis alas, joder, y poder volar…para ser el mosquito que me merezco.

 

 

Estoy en ese punto donde lo que más miedo me da de la vejez es que no me dejen salir al patio a jugar con mis compañeros…

Anuncios


agosto 2018
agosto 13, 2018, 7:08 pm
Filed under: General

A los dos años de vivir juntos él le pidió matrimonio. Ella contestó que se lo tenía que pensar mejor… Treinta y cinco años después ella cayó enferma, muy grave, terminal, y a pocos días de no poder ni hablar le dijo a su compañero de siempre: ” Sí…me quiero casar contigo”… “Y ahora me lo dices?!!- contestó él visiblemente emocionado- ¿Por qué no antes?”- le preguntó… Ella respondió: -“Porque no estaba segura de amarte hasta que la muerte nos separe… Ahora sí lo estoy”-

Prepararon hasta el papeleo, pero ella no llegó hasta el día de la boda. Sin embargo, él insistió en celebrar la boda… Desde la Iglesia católica y apostólica se negaron a celebrar las nupcias con una muerta. Tampoco ningún juez quiso arriesgarse a hacer algo sin estar regulado previamente por alguna ley, por mucho que ella hubiera dejado como última voluntad su consentimiento y su deseo de casarse con el hombre de su vida… Al final, fue un amigo suyo, capitán de un barco mercante, para el que una amistad quedaba por encima de cualquier ley o sacramento, quien aceptó oficiar tal boda, en aguas internacionales, para evitar los límites humanos de las jurisdicciones…

A la boda asistieron toda la familia de él, de ella, sus hijos y una cantidad significativa de amigos, compañeros de trabajo… Tras la boda, se ofició también el entierro … Sí, de forma clandestina y fraudulenta pues oficialmente el cuerpo presente de ella fue incinerado dentro de su ataúd dos días antes… pero, es bueno tener amigos de cualquier profesión, incluso operarios en una funeraria… Así pudieron, familiares y amigos, despedirse de ella dos veces, mientras se sumergía hacía el fondo del océano, como un regalo envuelto por un manto de flores cortadas a mano, una a una, de los jardines y paisajes donde a ella tanto le gustó pasear, y un lazo rojo, con un hilo decorado como el de una cometa, con un cartel al final donde se podía leer:”JUST MARRIED”…

 

…………………………………………………………………………………………………

Hoy me pasó algo que nunca me había pasado. Iba por un parque cerca del centro de Arrecife cuando me fijé en un hombre sentado en un banco a pleno sol, hablando solo y mirando a su sombra. Esto, por si, no tiene nada de extraordinario, pero lo curioso es que cuando el hombre dejó de hablar, de mover las manos, entonces, empezó su sombra a gesticular, como si le estuviera respondiendo. Eso sí atrajo mi atención.

Me senté en un banco, un poco alejado para seguir observando. Claramente, mientras la sombra movía los brazos y las manos, a modo de sermón, el hombre escuchaba atentamente con sus manos apoyadas en las rodillas. Luego, pareció asentir con la cabeza y se marchó. Ahí quedé flipado. El hombre se había levantado e ido, pero la sombra quedaba allí, desparramada y oscura en el suelo.

Todavía no había decidido si levantarme e ir a comprobar aquella cosa o seguir mi camino y olvidarme, cuando llegó otro hombre al banco a cuyos pies se encontraba la sombra amorfa y negra. Nada más sentarse aquel hombre, la mancha se rehizo y tomó la silueta del susodicho. Igual escena…primero habló el hombre con gran alarde de movimientos para luego dejar sus manos sobre las rodillas y comenzar la sombra con un repertorio mímico propio de alguien que te esta llamando la atención por algo que has hecho mal o simplemente te está insultando…

Cuando el segundo hombre marchó, no lo dudé. Fuí a tomar asiento en ese banco, frente a la sombra. No sabía qué decir, así que esperé un buen rato callado, esperando ver algún movimiento, pero no ví nada, sólo, después de un rato escuché una voz áspera, hueca:
– ¡Ave maría putísima!…
– Ehm, hola… perdona, no sé cómo funciona esto. Es mi primera vez…
– Colega, esto es un puto confesionario, pero sin más cura que yo mismo, que te curo de esta puta vida… Todos tus pecados serán bienvenidos. Me los cuentas y yo, como deberes para casa, te mando a cometer otros nuevos… Es decir, tio, te cambio tus pecados por otros… ¿Aceptas?
– Ya..bien… pero, ¿esto tiene algo que ver con la Iglesía?
– Qué coño de iglesia!!!… eso es para los fieles gilipollas y pedófilos. Aquí es para infieles, adulteros, proxenetas, cabrones de todo tipo…menos pedófilos, que cómo he dicho, esa franquicia la pillaron los socerdotes…¡Vamos a ver ¿tienes pecados que valgan mi tiempo o ya estas aligerando colega?!
– Algo hay por ahí…

Y empecé con mi confesión o confusión, no sabría decir… Pero eso, y lo que me respondió no lo puedo contar, es secreto de confusión, además… ¿qué creéis que soy un puto chivato?…Anda y que os den!!

 

……………………………………………………………………………………….

Anoche no tenía nada que hacer y me puse a escuchar mi voz interior… Ya al principio, me mosqueé un poco, pues me resultaba conocida esa voz, pero cuando empezó a enumerar los accidentes de circulación sanguínea habidos en los puntos negros de mis arterias este finde, cuando me informó de la media de bajas neuronales en el presente año, de las retenciones de líquidos previstas para comienzos de agosto, etc etc… Lo supe… Pedro Piqueras se había hecho con mi voz interior… Sí, tuve miedo… Eso sólo podía significar que mi cuerpo se está quedando sin buenas noticias… Es hora de ir contando los telediarios…

 

……………………………………………………………………………………

Estaba cepillándome los dientes cuando llegaron un grupo de turistas. Malditos guías!!, mira que les tengo dicho que mi horario abierto al público empieza a partir del mediodía!, pero nada!!… Siempre están con que si este grupo no puede después, que si han pagado un plus por llegar antes que los otros, etc etc…!!! Gilipolleces… pero me jodo. Porque esto es lo que tiene vivir del turismo… La agencia me vende como uno de los poquísimos ejemplares de humano que aún nos resistimos a ser felices… Eso soy yo. O mejor dicho, ese es mi personaje. Porque cuando estoy solo me lo paso pipa… pero doy bien el pego. Y que hayan pillado con la boca llena de la espuma de la pasta dentífrica, la verdad es que ha sido un acierto. Parezco cabreado, y de hecho lo estoy, y eso es bueno para mí papel… Les suelto un: -¡Joooooder, ya que estáis aquí me podéis chupar la polla, no?!-… Eso les encanta…

Mi personaje, por tanto, es de sufridor. Pero no como esos sufridores de pacotilla que van a terapias y eso, nooo, ni como esos pseudosufridores autodenominados poetas, tampoco…ni de coña!… Yo soy de los sufridores ácidos, de la familia de los sulfuros, pero sin llegar a sulfhídrico…me faltaron un par de asignaturas para ello… ¡Mieeeerda, joooooder!…. Y cómo no tengo titulación, pues cuando me preguntan sólo puedo decir que me parece una frivolidad ser feliz en una planeta dónde la mayoría vive como esclavos de la miseria o como esclavos de si mismo… Ya saben, todas las tonterías que sueltan los sufridores ocasionales, pero que no llegan a profesionales, como yo!!… Me he especializado en el Cabreo Vitalicio, para lo cual me viene muy bien mi ascendencia Aries con la Luna en tus muertosacaballo!!

Mientras algunos turistas revuelven mis cosas, me abren el armario y se hacen fotos con mis calzoncillos por encima de sus pantalones o faldas( algo que detesto porque me lo dan de si), otros revisan mi nevera para investigar mi alimentación (para luego determinar que mi extraña aberración se debe a exceso de grasas santificadas e hidratos de cabrón) y alguno, siempre hay alguno, que intenta acercarse más de lo debido a mi… – ¡Pedazo de mierda hedionda, dónde vas, quieres congeniar conmigo mamonazo???… Qué quieres, hacerte amigo mío, pervertido hijo de cura???… ¡Cómo me toques los huevos te inflo de hostias hasta que no quepas en tu personaje de turista empático, femilisto que eres un femilisto!!!!…- Ya con gritarles esto mientras le escupo, los deja satisfechos, se ríen, aplauden y se van…

Después de mi casa, visitan la casa de mi vecino, el cual es más pintoresco y tradicional que yo y se vende como “hombre que nunca ha roto un plato… A mí me parece una gilipollez, pero el hijo puta se forra vendiendo réplicas en miniatura de su impoluta vajilla completa y postales de todos los platos que nunca rompió… Cabronazo!!! Ese sí que se lo tiene bien montado!!!

……………………………………………………………………………………………….

 



Marzo 2018
marzo 18, 2018, 12:39 pm
Filed under: General

Al salir hoy de casa me encuentro a la vecina y me dice: “Buenos días”… “Biiiiiiien”, me contesto. Salgo a la calle, llueve a mansalva, hace frío, nada más salir piso una mierda de perro, voy a por el coche y no esta, se lo ha llevado la grúa por aparcar delante de un garaje… No me lo pienso más, me acerco donde la vecina. Llamo a su puerta, me abre sonriendo la cabrona: – “Mentirosa, eres una mentirosa”-, le espeto en su cara… ¡Hay que ver eh!, la gente cada vez te miente más, porque sí, sin haberles hecho nada… yo no sé donde vamos a llegar con este descaro!!!

………………………………………………………………………………………………………………………………….

“Las palabras se las lleva el viento”, dicen… y tienen razón. Pero…¿A dónde se las lleva?… Yo lo sé… a mi vera.

Me siento en mi lugar de costumbre en el trabajo. Ya sabéis, yo trabajo sentado, esperando que pase algo o esperando que no pase nada, nunca lo tuve muy claro. Pues eso, me siento, por las noches y no sé por dónde entran en las noches de viento pero el salón donde me gano mi sueldo se llena de palabras, de todo tipo y lugar. Yo las dejaría por ahí tiradas, pero no quiero que luego los niños me digan: “Mira cómo tienes el salón de palabras y luego nos dice a nosotros que no dejemos la ropa tirada por ahí…”. Así, que las recojo. Voy haciendo montoncitos con ellas y, cuando me vengo a dar cuenta, ellas se reagrupan para formar sus propias historias.

Anoche, por ejemplo, en un montón se me formó la historia de alguien que, a falta de trabajo asalariado, intentaba venderse a si mismo. Lo único de si que tenía algo de valor, pensó, era todo el tiempo que le sobraba. Tenía tiempo para dar y regalar, pero él decidió venderlo a cambio de productos de primera necesidad. Siempre había alguien diciendo que le faltaba tiempo para hacer esto o lo otro, y él podía cubrir esa demanda. A la mayoría de sus clientes les faltaba tiempo para sentarse a leer o escribir o dibujar…algo de lo que él podía encargarse sin esfuerzo. A otros les faltaba tiempo para estar con sus hijos, algo que él también podía hacer. Otros pedían algo de tiempo para estar con sus amigos, y él se lo ofrecía, aunque a primera, sus amigos quedaban un poco aturdidos cuando les decía:”Vengo en nombre de tu amigo X, que le gustaría estar contigo un poco pero no tiene tiempo”… superada la primera reacción, aprovechaban para contestar que a ellos también les faltaba tiempo para estar con su amigo, así que se iba solo por ahí, llevando consigo a todo el grupo de amigos y conversaba, bebía y se reía por todos ellos…siempre quedaban satisfechos de la labor profesional, porque aunque siempre anduviese solo, era bastante sociable… También le pedía visitar a madres sola en una residencia, y pasaba tardes completas con ellas, o a amigos en el hospital, y é iba y se sentaba a su lado horas enteras…todo iba bien, hasta que llegó uno que no pedía un poco de tiempo, pedía toda una vida.

Dijo que le faltaba al menos una vida, que no tenía ninguna. Eso era más del producto que se ofrecía, pero, ufff, no sé, quizás le dio lástima… Sí, le vendió la suya. Tampoco se está tan mal sin vida. Tiene sus ventajas. Por ejemplo, si alguien viene a quitarte tu vida…ahhhh, se jode, se tiene que ir de vacío, no tiene nada que quitarte!!!!…Por ejemplo, la muerte, jejeje…la muerte se descompone de rabia e impotencia, pues, estando sin vida, no tiene nada que hacer contigo, pierde su poder… También la falta de vida hace que no te preocupes por tonterías, como por ejemplo, preguntarte qué vida llevas, qué coño haces con tu vida…naaaaada, todo eso deja de importar. Es un chollo…

Por eso, cuando volvió el cliente al que vendió su vida, intentando la devolución porque, según decía, se la dio en mal estado. No le hizo caso, por supuesto. El otro, estaba tan desesperado por tener una vida que no se fijó en la letra pequeña, además de no tener garantía, que fuera a reclamar a las compañías de seguros, o que se jodiera… Además, él, ya no tenía vida, no tenía tiempo que perder y mucho menos para contestarle…

Esa historia salió de un sólo montón… hice otro montón con las palabras sobrantes…pero esa es otra historia. Si tengo tiempo esta noche la comparto con vosotrxs… pero, a ver, si tenéis más cuidado con las palabras y la agarráis fuerte, que no se las lleve el tiempo…me dejáis el salón a rebosar, y así, no hay quién estudie…

…………………………………………………………………………………………………………………….

 

A este jueves que va llegando, no lo conozco de ná… Puede ser un buen día o un mal día, ya veremos… Por lo pronto, le deseo un buen Jero..
– “Hola, qué tal, que tengas un buen Jero!”…

… Eso sí, como más adelante descubra que es un mal día…JAA!…va a saber lo que es un mal Jero…. y no le va a gustar!!!….

También, a veces ocurre, te encuentras delante con un buen día, un día bueno bueno de verdad…pero resulta que, justo entonces, te pilla que no estás preparado aún para él…

Es queeee… llevar la vida día a día, no se crean que es tan fácil como dicen!!

………………………………………………………………………………………………………………………………..

Al levantarme hoy, me he encontrado con un día mal hecho o poco hecho, no sabría decir. Creo que es de esos días de marca blanca, baratos, con defectos de fabricación, un día de relleno, de esos hechos con los restos de otros, las sobras, pero que no llega para dar ni siquiera otro día completo… Cualquier otro día, lo hubiera abortado y me hubiera vuelto a enterrar a dos palmos bajo el edredón, pero no… no sé por qué, yo, hoy, lo quería vivir, lo quería como era, así, con sus limitaciones, su falta de esperanza de vida…

Quería que en el poco tiempo que nos quedara juntos, pudiera hacer algo por él que lo dignificara, por lo que valiera la pena seguir existiendo un poquito más, por lo menos que llegara a la medianoche… ¿Qué podría hacer?… siempre que me encontraba con un día así, me daba por ir a correr, como si quisiera adelantar sus latidos con cada carrera, como si quisiera dilatar su distancia, su marco, su radio de visión…pero justo hoy, con la ciática, no puedo. Podría subirme a la azotea y ponerme a gritar, romper con mis gritos la rutina de mi calle, regalar a mi barrio una historia que contar… No, no podría superar con mi voz los decibelios de la música de los coches aparcados frente a los okupas de la acera de enfrente, sería una pérdida de tiempo… Podría ir con el coche hasta la sede de la Policia Local y quitarle la pistola al guarda que está siempre en la puerta fumando, eso seguro que le haría ilusión porque podríamos ir luego a pegar tiros a la calle Real, para meterles a los viandantes algo de sentido, una razón para valorar sus vidas… siempre pienso hacer esto, pero luego no lo hago, porque soy un soso cobarde…

Al final, he optado sólo por acompañarlo, estar con él en su agonía, sujetarle las nubes hasta que se disolvieran con la noche, contener la hemorragia de su crepúsculo, escuchar su respiración azul e intentar conservarlo en mi memoria… miércoles, 14 de marzo del 2018…no te olvidaré… o estamos ya a quince???…joder, qué día es hoy?????!!!!!… Mieeerda, otro día que se me muere sin saber quién era!!



Febrero 2018(a)
febrero 18, 2018, 7:30 pm
Filed under: General

 

 

…………………………………………………………………………………………………………………………….

Todos le decían: ¡Hazlo, tú hazlo!… Así que lo hizo. Se compró un apartamentito en Torrevieja, con vistas a su jubilación…

Estas vacaciones, a sólo diecinueve años de su anhelada jubilación, aprovechó para inaugurar su posesión… Bien, pero cuesta acostumbrarse a estar sentado en tu terracita nueva, frente a frente con otra terracita igual a la tuya, aunque menos nueva, con una persona sentada, igual que tú, pero diecinueve años mayor. Qué buuueno, saber que seguirás fumando a esa edad!!….

Al principio te alegra verte tan mayor, te da seguridad… Pero ese día que te sientas allí, de nuevo en tu terracita, esperando verte salir en la terraza de enfrente, y no sales, pasa una hora y sigues sin salir…empiezas a preocuparte…pasa otra y otra hora, y nada…

 

………………………………………………………………………………………………………………………….

La Noche… ¿no es un poco mayor ya para seguir llevando ese pijama estampado de estrellitas?…¿Qué hizo con el picardias que le regalé?… Me es difícil dormir sin mi coñito de peluche… Me levanto encriptado… Saco la cabeza por el agüjero de este martes torcido. Una vecina me saluda:
-” Hola vecino!… Otro día de calor, eh!..
– ´ç+`[[/·+ç##- contesto

…Me vuelvo a la cueva… He dejado mis poros abiertos…por si quieres entrar…

 

 

…………………………………………………………………………………………………………………………………..

En esos días…
que ni el sumidero del tiempo te traga,
que ni un perro te adoptaría,
que te sientes como una mierda pinchada en un falo
que hasta tus sueños intentan asfixiarte con la almohada…

y no dices nada,
porque cualquier palabra podría rajarte la garganta,
sólo se oye el chirrido de tus latidos
por los muelles oxidados en tu corazón
y el aire, ahogándose en un charco de sangre estancada
la vida, sometida a la ley antiterrorista…

Hasta en esos días,
una canción te puede salvar…

 

 

…………………………………………………………………………………………………………………………………….

Estoy hecho un toro a cien
tu único ejemplar
incunable como un octavo pasajero
a todo tren por tus vías nasales…

Hoy seré el delineante de las líneas de tu mano
el disueñador trágico
en el montaje de tus escenitas de cartoon
y el que tire la primera piedra
– la muestra gratuita –
de una lapidación láser…

Puedo darte el susto de conocerme
puedo probarme todo tu bestiario
y ser el Prendas que mejor te queda
para llevarme puesto
en tu primera excomunión…

Te desespero
debajo de tu cama
Baja!…toca conmigo el fondo
y te Prometeo robarte el fuego
que para sacarme de ti
hará mucha falta
un sexorcismo…

 

………………………………………………………………………………………………………………………..

Mis calzados vagan a su aire por mi casa como una manada de cachorros díscolos, sin esperar a que yo les de pie. Unas sandalias recien compradas parece que estan aprendiendo a caminar por su cuenta debajo de la cama. Los miro sin ser visto, expectante desde el pulpito por encima de mi nariz. Algunas chanclas parecen jgar en el salón al escondite ingles, con imperceptibles movimientos, mientras una bota de agua lleva la cuenta mirando hacía la pared. Por el pasillo unas “running” se desplazan levitando con su amortigación “Lunarlon”, tecnología “Air” y sueños de marathón. Unas zapatillas viejas se deslizan tomando el cuarto de baño por una pista de patinaje sobre invisibles y mágicas bayetas voladoras. De vez en cuando, cerca de mi aparece algún manso mocasín de mascota, intentando lamerme los pies con su lengua de felpa…

Fumo impertérrito, balanceando de vez en cuando la punta de mi cigarrillo a modo de “botafumeiro”. Sobre una tabla de planchar un revoltijo de prendas forman un cerebro arrugado y seco. No logro recordar cuándo usé toda esa ropa, toda esa piel social. Mi memoria parece drenada… Delante de mi vista, dos pares de babuchas marchan en fila como pollitos de trapo sin cabeza siguiendo a ciegas a su nueva madre adoptiva: Una mopa…

Por la ventana se ve el cielo. Creo que se va a derretir…



agosto 24, 2017, 3:54 pm
Filed under: General

Erase una vez un cuento que no sabía contarse… En realidad era que no le gustaba hablar de si mismo. Tampoco le gustaba estar encerrado en un libro, así que a la primera oportunidad que tuvo, se escapó. Se fugó escondiéndose en la cabeza de una persona, pero como le gustaba viajar fue pasando de cabeza en cabeza, haciendo lo que mejor sabía hacer: Ser él mismo,..

Mientras los cuentistas contaban a plena voz, cuentos prefabricados, él contaba con las manos, con los dedos, las historias que no todavía pero podrían ser, desbrozando el follaje neuronal que impedía ver el bosque en los cerebros que visitaba, desenredado axones, abonando mielina, conectando sipnasis sueltas … Según la predisposición del anfitrión donde se albergaba, de su particular ecosistema mental, trabajaba nuestro cuento anudando asociaciones, plantado sinestesias, limpiando estereotipos… hasta ofrecer a su casero la oportunidad de contemplar su propia historia… Así, a los que tendían al color, les hacía ver que una planta no sólo tenía las hojas verdes, sino que había en una sola hoja cuatro tonalidades diferentes de verdes y ocres y amarillos… es más, les mostraba como las plantas se comunicaban por el color de sus hojas y podías entenderlas si atendía a ese alfabeto cromático. A los que preferían lo urbano les presentaba las posibilidades de una farola que iban desde ser una escultura de luz hasta la posibilidad de usarlas como peones para echar una partida de ajedrez con las estrellas… A los aprendices de astrónomos les ayudaba a descodificar el espectrograma de los planetas lejanos y así saber no sólo a la distancia que los separaba, sino que podían saber de qué estaban compuestos… Él, nuestro cuento, los hacía ver mirando hacía dentro. Los animaba a no repetir lo ya dicho, a saber que las hojas escritas de los libros sólo eran un jersey tricotado de palabras para abrigar una escena, una acción, un movimiento que debía generar más movimiento…

Con el tiempo, los demás cuentos se dieron cuenta que algo pasaba, pues las personas dejaron de comprar libros de cuentos para hacerse ellos mismos los propios. Supieron atar cabos sueltos y tirando de hilos argumentativos y la ayuda de algunas palabras chivatas, localizaron al fugitivo, y lo apresaron… Fue condenado al olvido hasta que llegara su FIN, sin perdiz como última comida ni nada…

Las personas, al no quedar nada impreso de este cuento, nunca supieron que durante un tiempo estuvo de visita entre algunas de sus cabezas… Aunque un día, dicen, unos forenses, al hacer una autopsia a uno que murió de éxtasis, no artificial sino natural,como dijeron algunos, porque no pudo aguantar tanta y tanta belleza… Obvio, los médicos no prestaron atención a tamaña patraña, pero quedaron mudos, paralizados, al abrir un cerebro y comprobar que su entramado encefálico era, ni más ni menos, que un cuidado, ornamentado, colorido y frondoso jardín.

………………………………………………………………………………………………………………………………….

…y acostarme…sin preocuparme qué tendremos hoy

para soñar…

……………………………………………………………………………………………………………………………………..

Me siento tranquilo en mi terraza, me echo un cigarrito mientras espero que se seque el piso, y La Tarde se personifica sentándose a mi lado. Sin palabras como un gilipollas, sólo se me ocurre decirle: – Te queda bien ese vestido…
– Gracias… a ti también te queda bien tu mundo interior. Lástima que en un territorio tan vasto, con tantos continentes aun por descubrir, cartoongrafía tan planificada, playas hechas poniendo granito a granito de arena… y que en él sólo quepas tú.
-… ¿Un cigarrito?

Sin contestarme siquiera, de un salto vuelve a tenderse en su horizonte. Y lo malo es que mi soledad, promiscua ella y con un carácter fácilmente influenciable ante figuras carismáticas, se fue tras la tarde en una nube de monóxido de carbono.

Nunca me había sentido tan desnudo. Me meto para dentro, creo que el piso ya se habrá secado…

……………………………………………………………………………………………………………………………..

– MAÑANA TENDREMOS SEXO!
– Oral o por escrito?…

…………………………………………………………………………………………………………………………………

 

YO TAMBIÉN CREO EN MI…pero no soy practicante

……………………………………………………………………………………………………………………

Mi subconsciente me traicionó… Puto chivato… Ahora es testigo protegido y no tengo acceso a él… He contratado a un profesional para que lo encuentre y saque de su escondite…por todos los medios debo impedir que testifique en el Juicio Final…

…………………………………………………………………………………………………………………………..

Es difícil seducir a una mujer con pareja…en especial si se trata de una relación estable… y sobre todo, si tú eres la pareja…

…………………………………………………………………………………………………………………….

 



agosto 22, 2017, 7:45 pm
Filed under: General

Ya mismo hará diez años que vivo en este barrio. Me gusta, porque esta cerca del trabajo. Apenas diez minutos caminando a paso sosegado. sólo tengo que cruzar un descampado y ya… Diez años yendo cuando los demás se van a dormir, y viniendo cuando los otros se despiertan. Casi siempre por el mismo atajo…

Recuerdo hace tiempo, en el Metro de Madrid, cómo quedé absorto mirando las piernas de una mujer sentada, ya mayor. No… no era nada sexual (para ello baste con aclarar que mi visión se focalizaba en la parte baja de los músculos isquiotibiales, es decir, la parte de atrás del muslo cercano a la rodilla). Sobre la cabeza de la mujer justo había un mapa de las líneas del Metro, las cuales, desde mi asiento, entornando un poco los párpados, aparentaba una maraña venosa que en mi opinión coincidía de pleno con el dibujo de unas vistosas estrias que esa mujer descubría en el lugar ya indicado… Recuerdo que me pregunté: ¿Cuántos años hace falta seguir el mismo trayecto para que la sangre somatice su memoria?… Recuerdo mi abstracción con la alegoría de esa mujer portando, tras muchos años de moverse en metro por la ciudad, el boceto del mapa circulatorio de su vida, el dibujo de su camino en la vida a modo de coágulo sanguíneo…

Quizás haya recordado eso porque empiezo a creer que, también a mi, se me empieza a grabar en forma de arruga, la cartografía de mis idas y vueltas al trabajo… ese camino que empieza en la sien izquierda, justo por donde empieza a quedar un solar abandonado, para bajar luego la cuesta hacía el entrecejo, pasando la vereda orbicular por donde pasean los perros y sus dueños, hasta perderse por un trecho que se pierde por la ceja derecha… Me miro en el espejo… Sí, definitivamente ahí queda reflejada la línea forjada paso a paso durante éstos últimos diez años, cruzando el descampado de mi rostro…

Y todo esto, me hace preguntar: – Si algún día me dejaras perderme entre tus arrugas…¿Dónde me llevarían?-

 

………………………………………………………………………………………………………………………………..

Era aún un niño. Iba andando,distraído por la acera, cuando choqué contra una señal de STOP… Tomayá, un chinchón y una Epifanía… Lo tuve todo claro. Iba a entregar mi vida a los demás, y ayudar a los negritos del Domund…¡¿ Cómo?!… Volví a la señal de tráfico y volví a golpearme en la frente… Sí, ya lo tenía. Iba a pintarlos a todos de blanco y así ya no se morirían de hambre o enfermedades curables… Esto segundo no resultó porque el negro se puso de moda y ya nadie quiso estar blanco. Sólo me quedaba la primera opción… Y así llevo toda mi vida, intentando dar mi vida a los demás…pero nadie la quiere, dicen que es un fraude… Sí das algo gratis, no se fían. Si no te vendes, no vales nada… Moraleja: No hagas demasiado caso de las señales de tráfico…

………………………………………………………………………………………………………………………………….

Recojo el casco vacío del domingo
las cáscaras de la ropa tirada
y las colillas
de cuando se esfuma el deseo.
.
Friego los platillos volantes de tu enfado
le paso la fregona a la conciencia
y estiro mis músculos de ultratumba.

Otro lunes en persona

la luz al final de un agujero negro
lo más corriente con los cables pelados
el recopilatorio de los mejores achaques
el último grito de la moda…

…………………………………………………………………………………………………………………………….

Niña, cuando te vas, vuelvo a ser yo
dueño de mi obstentosa pobreza
propietario único de una tos
dominatriz sado de mi tristeza

Vuelven los fines de semana sin gol
la espuma del mar a las cervezas
la cruel tormenta de los rayos de sol
sobre vides para vino de mesa

Vuelven las ideas a tener dudas
el alma al gimnasio de la Vida
a entrenar sus poses y posturas

Vuelvo al cine de mi película
donde ya no soy el protagonista
soy el making off de la locura

………………………………………………………………………………………………………………………………….

 

La madre que me parió
tenía matrícula de Sevilla.
No sé dónde coño voy
pero sé de qué coño vengo.
Vengo del espárrago y la tagarnina,
de los tiempos del verdeo y la peoná,
de los alcuciles rellenos y el pan con aceite y azúcar.
Antes del invento de la fregona
cuando se firmaba con el pulgar
y los pantalones eran de Tergal.

Vengo del cisco para la copita,
de los pajaritos fritos y los sabañones,
del aceite de ricino para los empachos
el “Bivaporub” para el pecho
el “Optalidon” para las abuelas
y la yema de huevo con coñac para el frío….

Soy de Morón de la Frontera,
de los Salesiano y la Cruz Verde,
fuí creciendo desde el Pozo Nuevo hasta la Alameda,
perdiéndome desde las Siete Revueltas hasta el Castillo
o la Peña, para terminar en una esquina de la Carrera
alimentándome de cañitas y chochitos del Retamares.

Me hice amigo de los del Pantano,
me peleé con los castilleros de S. Francisco,
me robaron el crucifijo de mi madre en el Polígono
y yo robé otro por la calle Romana.
Aprendí que las niñas eran de agua
en lo oscuro de los Palomitos
y que la soledad era un cine de verano
con sesión continua de Kung fu
y sabor a Pectoline y Celtas con boquilla…

Con todo esto, ya estaba preparado
para irme al mundo…y me fuí.
Nunca he vuelto…
o acaso nunca me he ido.
Porque el mundo es sólo otro barrio
para niños que nos perdimos
en el camino
de regreso a casa

…………………………………………………………………………………………………………………

 

 

 



HAY LUZ AL FINAL DEL LUNES…
agosto 13, 2017, 2:00 pm
Filed under: General

 

…………………………………………………………………………………………………………………….

Un día de estos me vuelvo loco y llego todos los días a mi trabajo diez minutos antes, para que los demás marchen a su hora tras el intercambio de información… pero que muy loco, y espero que llegue mi turno en la cola del super, incluso, en un ataque de histeria, dejo que pase a una mujer delante mía porque sólo lleva un kilo de azúcar y dos yogures… Me vuelvo loco de remate, y pago a mi casero del 1 al 5 de cada mes, siempre, sin falta, y pago en un delirium tremens el impuesto de circulación dentro del plazo voluntario para ello y el seguro del coche… Y si nadie me para, puede ser que hasta un día deje espacio para aparcar otro coche en un espacio posible para dos coches…Vamos, cómo para que me encierren!!…

…………………………………………………………………………………………………………………………….

HISTORIAS BARROCAS

Jesús Barroso fue el Cristo de las espermatozoides, aquel que dio su vida para salvar a los demás…¡espermatozoides cabrones!… Como buen Cristo, al nacer le salió Cruz y fue a caer en un barrizal. Sin embargo, tuvo la suerte de ser acogido por unas buenas manos de artesana alfarera que lo fue moldeando con suavidad y oficio… aunque no llegó a pasar la prueba final del horno, porque su artesana se hizo polvo de repente. Así, quedó sin cocer, hecho apenas un mazacote de arcilla, dando vueltas en un torno eléctrico. El maestro del taller donde estaba siendo moldeado resultó ser como dios…ausente. simplemente no existía. Por un tiempo, sólo fue un trozo más de barro, a expensas de cualquiera que quisiera meterle mano.

¡A quién no le gusta jugar con el barro!… No faltaron manos que intentaron esculpirlo a su imagen y semejanza. Unos fueron quitando y poniendo volúmenes; otros probaron a mezclarlo con otras tierras… Durante un tiempo fue desde un pisapapeles, regalo en el Día de la madre de una escuela infantil, hasta formar parte de un móvil realizado en un taller de verano, separado en tiras y pintarrajeado con colorines, sin pasar por el horno ni nada, secado al sol y ya…

Cansado de tanto folclore infantil, un día decidió practicar a hacerse él mismo. Algo había aprendido después de tanto manoseo. Incluso, podría decirse que resultó ser todo un manitas. Hizo de él todo una figura, un muñeco modelo de persona no muy bien definida, pero original, con estilo. 100% Handmade, una verdadera pieza de coleccionista…

Eso fue un fallo. Ya no se compraban piezas originales, pues era más barato las obras hechas con molde, y los pocos coleccionistas que quedaban no invertían si no tenía un “nombre”. Sin duda, se vende mejor un nombre que un hombre. Y Jesús Barroso no era reconocido ni por su padre ni por el Espíritu Santo… Otra alternativa era salir por la tele, convertirse en un bonito florero. Pero eso no le interesó, hubiera preferido ser una maceta…Lo comprendió tarde y mal. Quedó destrozado, hecho añicos, casi polvo…

Menos mal, la vida no deja de ser un puro y puto reciclaje. Y Jesús Barroso, se rehizo, una y otra vez… Con el tiempo y de tanto respirar para dentro se fue inflando, le salió barriguita, y hoy en día esta hecho todo un botijo. Su vacío lo rellenó de agua. En realidad, el 70% de él, es agua… pero, oye, que bien cuando se vierte y divierte, fluyendo el chorrito por su pitorrillo…esa agua…fresquita, fresquita…

………………………………………………………………………………………………………………….

Supe que hoy me iba a perder la final de la champions cuando ví a ese unicornio, bajando al galope por mi calle como un rayo voltaico de rabia, con sus ojos cegados de venganza y bufando humeante por su hocico desbocado, cuando me embistió con el tornillo de su cuerno, atravesándome el bazo de una sola cornada…

……………………………………………………………………………………………….

Oye… eh!, que yo también me conocí un día, hace ya mucho… Pero desde entonces, he cambiado mucho…

 

…………………………………………………………………………………………………………………….

Que me despisto en cuanto pasa una mosca… pues sí… qué quieres que te diga!… Desde aquel día que besé a un hada y se convirtió en mosca, tengo la esperanza de encontrármela de nuevo…

 

…………………………………………………………………………………………………………………………..

– A veces, siento un vacío, como un agujero en la boca del estómago, por donde algo me habla…

– ¿Y qué te dice?

– Me dice que con un donut no se arregla todo…¿Vd. qué piensa doctor…es grave?

– Bueno… Todo no lo arregla, pero ayuda…

– Bieeen…eso es justo lo que necesito… Algo de ayuda

– Y aparte de eso, ¿sientes algo más?

– Buueno… El otro día soñé que la vida me hablaba en sueño…

– Eso es interesante…¿Y qué te decía?

– Pues, doctor, no sé… Hablaba en otro idioma

– Vaaale… ¿Y qué hiciste entonces, en el sueño me refiero?

– Pues nada doctor… Seguirle el rollo!

-… Donut… Rollo… Biiien… Creo que vamos por buen camino

– ¿Vd. cree doctor?… No sé… Yo me siento como en un círculo vicioso…

………………………………………………………..

Agustina era disléxica, muy disléxica… Una noche fue a tirarse al río y terminó tirándose a un tío… Su dislexia la salvó…

…………………………………………………………………………………………………………….

Ayer la realidad se levantó cruda, como sin hacer… Sin tiempo que perder, se vistió con lo que tenía a mano, lo primero que pilló, con tan mala suerte que resultó ser un tipo roncando todavía a las nueve de la mañana y que, mira por donde, era yo… A la realidad le gusta vestirse de hombre porque así puede mear de pie y tocarse los huevos, pero los tíos como yo no les sienta bien, siempre le queda algo corto de un lado y ancho de muchos lados. Pero tenía prisa, tenía una misión importante y no iba a dejar que pequeños detalles como yo se lo impidieran. Ya le hubiera gustado salir al mundo mostrándose desnuda, cómo era ella, pura y dura… y no con algo como yo, impuro y flácido… Pero bueno, lo primero era lo primero, y se fue con lo puesto hacía su trabajo, su meta: Superar la ficción!!…

Desperté bien pasado el mediodía… Fui a rascarme algo, pero allí no había nada. De mi sólo quedaban los sueños… ¡Otra vez la puta realidad se despertó antes, dejándome tirado en la cama sin nada!… Otro día que la realidad me supera y no me toca más opción que ser ficción… Otro día siendo sólo esto, un mero post en facebook…

…………………………………………………………………………………………………………………………………………

Cuando íbamos a despedirnos, me dijo: -¡Quédate tú con el amor, a tí te va a hacer más falta!… -“¿Éstas segura?”- repliqué…- Segura!…seguro que lo cuidas bien, te conozco, siempre cuidas mejor las cosas cuando no son tuyas… y esto, recuerda, es un préstamo-…-Por supuesto que lo cuidaré!, confía en mi- contesté… Le dí un beso como recibo de su depósito de amor. Y sin más, se marchó…

El tiempo pasó como pasan las muchachitas por el barrio, sin mirar, pasando de todo, sin darle valor a lo que ya tienen. Por aquel entonces, también tenía yo mucho de amor propio. Me creía un magnate del amor, y me dediqué a invitar a diestro y a siniestros. Entregaba mi amor a raudales y caudales, con una tarjeta que no daba crédito de mis gastos, ni de mis gustos… Y claro, ocurrió. Al poco, observé que ya no me quedan cuentos suficientes como para que me salieran las cuentas. Las deudas de amor se amontonaban en mi balance del “debe”, sin ningún contrabeso en la bandeja del “haber”. Estaba en quiebra…
Sí… estaba a punto de liquidación por cierre, cuando decidí tomar algo del amor que tenía guardado de ella. ¡¿Para qué sirve el amor si no es para gastarlo?!… Ya lo repondría…

¡Wowwwww!, ¡Ñoooooo!…vaya amor!, amor del bueno, amor de Jabugo… Si antes todo amor me sabía a perritos calientes y chicle, ese nuevo me supo a la última comida en el corredor de la muerte…Delicattesen…Acaso sería por el tiempo que llevaba mi alma en ayunas, pero el caso es que aquel amor me supo a paletilla de cordero. Eran vitaminas y proteínas con ingredientes exquisitos, todos, desde los afectos ibéricos, pasando por la ternura a la brasa, hasta el cariño en rama…Todo buenísimo, cómo para no parar de chuparme… y nutritivo, bastaba un mordisquito para no pasar hambre en semanas… meses… años…Y así el tiempo siguió pasando, a su ritmo, puntual, cada día a la misma hora…

Hasta que me llegó la mía. Sí, mi hora estaba a punto de concluirse, y mi último pensamiento fue para aquella que nunca volvió a recoger lo suyo… mi último sentimiento fue de gratitud, pero mezclado con un poco de pena y rabia. Me hubiera gustado volverla a ver, contarle como con su amor pude recuperarme y multiplicarlo. Sí, lo multipliqué cuando él mismo me enseñó, no era cuestión de tratar de que toooodos te quisieran, no…sino, intentar conseguir, por uno mismo, querer lo más posible, a cualquier cosa, animal, incluso personas, sin compra ni venta, sólo por el placer de sentir amor, sentir belleza, la belleza más pura, la del conocimiento…

Y los minutos se consumían y mi esperanza de devolverle lo suyo se perdía… No puedo jurarlo, pero cuando la muerte vino a darme mi último beso… entonces, la ví, o sólo la sentí??… Sí, aquel beso…fue aquel beso, tenía que ser ella, no la muerte… ¡la muerte no tiene labios para besar!… eran sus labios, aquellos labios que todavía sabían a despedida húmeda, como aquel día… Era ella, por fin, la Vida, que venía a recoger su préstamo, entregándome el recibo que le firmé en los labios…

– ¡Sí, aquí tienes, es tuyo, siempre fue tuyo!…¡gracias!… por todo..

 

…………………………………………………………………………………………………………………………………..

Como buen padre
soy todo un ejem…ejem…
para los niños

……………………………………………………………………………………………………………..

Cuando su mujer le abandonó, tampoco le importó tanto… Él ya se había abandonado mucho antes…

…………………………………………………………………………………………………………………………

La primera vez que la vi, era una melodía esperando en una parada de blues. Aprendí a afinar mis besos con sus labios y después tocamos todo el repertorio…Fines de semana en su salsa, la rumba de los cojines sobre el suelo, el tablao flamenco de nuestro colchón, el folklore de macetas haciendo los coros en el escenario del balcón… Bebíamos música sin destilar mientras el mundo afuera hacía pop y en la radio se escuchaban las cuarentetonas principales.

Pero sonó el tango de los años… el Cd cromado de la Luna llena se fue derritiendo como un cubito de hielo en el vaso vacío de nuestro pentagrama. Los días fueron un estribillo pegadizo, pero las noches tarareaban un bolero de barcos hundidos en océanos de nylon… Y seguimos nuestra carreras en solitario. Ella optó por el soul, y yo, como suelo olvidarme la letra, improviso con jazz…siempre termino mis actuaciones con un solo de piano… ma non troppo…

julio 2015

………………………………………………………………………………………………………………………………………

Hoy me ha llegado a casa una felicidad, una de esas con sonrisa bobalicona, y la he mandado a tomar por culo… porque sí, porque era una felicidad gilipollas… Vamos a ver, ¿ a qué coño viene una felicidad cuando tengo todo lo que quiero y no la necesito?… A la miiiiierda!!!… Hay que ser una felicidad muy tonta, o muy cobarde, para presentarse justo donde menos la necesitan!!… Tengo tabaco, tengo cerveza, mi casa limpia, trabajo, todas las asignaturas aprobadas, no me duele nada, una mujer que me folla como si yo le importara, por tener tengo hasta helados en la nevera y un par de pelis buenas para ver en cucharilla, después de emborracharme con un concierto en el Charco de San ginés…para qué coño quiero ahora tu puñetera visita Felicidad de pacotilla????… Vete a Siria, o a Sudán, o a un Hospital, a ver si tienes cojones??!!!!…